La gran aspiración de la comunidad sorda que Bachelet rechazó y que mantiene en suspenso el futuro de la educación media en lengua de señas

0
131

La Escuela D.r. Jorge Otte G., con amplia trayectoria en educación para estudiantes sordos, recibió una insólita noticia de parte de la Secretaría Ministerial de Educación, durante el último tramo del mandato de Bachelet: se les suspendió la subvención estatal correspondiente a los cursos de la enseñanza media, por considerar no innovador el proyecto; y, además, no se reconoció el proyecto educativo de educación media. Esto, en la práctica, significa poner en suspenso el futuro de los estudiantes que hoy, por ejemplo, cursan cuarto medio y que, de no ser aprobado el plan del colegio, tendrán que validar sus estudios en una lengua que no es la suya, complicando, de esta forma, la posibilidad de iniciar estudios superiores.

Un duro revés sufrió el colegio D.r. Jorge Otte G. -de los pocos que ofrecen educación en lengua de señas a los estudiantes sordos en Chile- de parte de la Secretaría Ministerial de Educación, durante el gobierno de Michelle Bachelet: se rechazó su propuesta de enseñanza media y, además, no se reconoció el proyecto que hoy el colegio, no obstante, sigue impartiendo y que le permite a los estudiantes sordos estudiar en su propia lengua hasta cuarto medio.


La negativa ministerial se sustentó en que el “postulante a sostenedor presente no califica en el marco señalado en el artículo 16, específicamente a lo referido a una propuesta educativo y técnica pedagógica que presente innovaciones”.
Además, se argumentó que “el establecimiento educacional no cuenta con planes y programas propios aprobados tanto en educación básica como educación media”, lo cual contrasta con lo que la propia Subsecretaría de Educación afirmó, ya que el 24 de octubre de 2016 acogieron el recurso jerárquico que interpuso la mencionada escuela D.r. Jorge Otte G., afirmando que los planes y programas de dicha escuela “si cumplen con lo dispuesto en las bases curriculares y el marco curricular de enseñanza media, por lo que corresponde que sean aprobados”.
En lo que respecta a las innovaciones del proyecto educativo, este es un proyecto educacional para niños, niñas y jóvenes sordos que no tiene réplica en la comuna de San Joaquín como en otras colindantes ni en establecimientos educacionales gratuitos del país.
Además, el proyecto incorpora un elemento distintivo que es la cultura sorda, caracterizada primordialmente por su lengua de señas, implicando entonces que dos culturas y dos lenguas se integran en una institución educativa y en igualdad de estatus.
Otro ejemplo de innovación, enfocado en un importante actor como lo son los estudiantes de la Escuela Especial Dr. Jorge Otte Gabler, es el Programa transversal de Formación Ciudadana para todos los alumnos  de la Escuela Especial Dr. Jorge Otte.

La directora del Instituto de la Sordera, Verónica De la Paz, calificó el proyecto de “único e innovador” y recalcó que es reconocido por la comunidad sorda internacional por considerar y respetar las características del ser sordo. “Además, en Chile ha recibido reconocimiento y premios por ser líderes en el uso de la tecnología e ir a la vanguardia en educación intercultural bilingüe para sordos. Es una escuela que además pertenece a la red de escuelas líderes por el trabajo realizado con niños, niñas y jóvenes vulnerables”, afirmó en conversación con El Mostrador.

Cabe destacar que corresponderá al gobierno de Sebastián Piñera pronunciarse finalmente por el Recurso Jerárquico presentado por el Directorio del Colegio Jorge Otte en contra de la resolución del Mineduc, que viene a sepultar las aspiraciones de la comunidad sorda, en orden a tener acceso a una educación de calidad en su propia lengua.

Fuente